Posts Tagged ‘transformación TI’

Universos abiertos

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Mi primer trabajo serio, tras varias experiencias como free-lance, me llevó a finales de los ’80 a trabajar en el departamento de informática de un gran banco, un entorno mainframe. Un mainframe no era un ordenador cualquiera. Los que trabajábamos en este entorno destilábamos entonces un cierto orgullo profesional, fruto de trabajar con los que se anunciaban como los ordenadores más grandes del mundo. 

En aquel momento y en aquel entorno, el mainframe era el centro de un universo alrededor del cual giraba todo. Y todo significa TODO. Los sistemas de almacenamiento en disco, las cintas y cartuchos, las impresoras, todos ellos tratados como subsistemas o periféricos. Los terminales y las comunicaciones (específicas),  los sistemas de alimentación eléctrica y la refrigeración por agua. Los analistas de sistemas, operadores, planificadores, desarrolladores, responsables de seguridad…e incluso los managers. El Datacenter orbitando alrededor de una única plataforma, un universo autocontenido y de fronteras conocidas.

Hoy el mainframe convive con sistemas abiertos que coexisten  a su vez con sistemas virtuales los cuales  pueden componerse en forma de nube. Los sistemas de almacenamiento proporcionan servicio a múltiples plataformas heterogéneas simultáneamente. Las redes de comunicaciones, los sistemas eléctricos y de climatización tienden a la estandarización, comunes para todas las plataformas. Y estas plataformas son ahora  las que orbitan alrededor de las personas, donde es común que un técnico de sistemas, por ejemplo, tenga a su cargo algunos centenares de sistemas virtuales.

En definitiva, se trata de un universo más abierto, donde las fronteras se expanden, no sólo en término de plataformas o localizaciones, sino incluso empresas distintas. Si utilizo uno o múltiples  proveedores de servicio, conceptualmente mi datacenter llega hasta allí e incluso alcanza a un usuario final cuyo terminal es heterogéneo, inteligente y móvil. Un espacio vasto y en permanente expansión.

En este nuevo entorno, algunas habilidades aparecen o se potencian en nuestras organizaciones.  La primera es, quizá la de pensar en nosotros mismos como parte del negocio y no solamente como un centro de costes, esto es, hacer nuevas propuestas, añadir valor a la cadena productiva. 

Hay que potenciar la visión estratégica, y más en este momento de presupuestos bajo presión, analizar las oportunidades de crecimiento del negocio a medio y largo plazo. Explorar nuevos modelos de arquitecturas y explotación. Conocer la oferta de servicios generada a nuestro alrededor, en infraestructura, plataforma y aplicaciones. Escoger las opciones más adecuadas para cada departamento o servicio, en función del  valor y coste.

Construir arquitecturas globales a través de distintas tecnologías.  Planificar la convivencia o integración entre los sistemas y arquitecturas. Medir la calidad de nuestro servicio y pasar la factura a quien corresponda.

Y hay que lidiar con los nuevos usuarios, nacidos digitales, innovadores, indisciplinados, y más productivos, acostumbrados a navegar por universos abiertos y difíciles de encerrar en el datacenter. Todo ello no sólo manteniendo sino incrementando la seguridad de nuestros datos y procesos.

Seguramente veremos aparecer nuevos perfiles para cubrir algunas de estas necesidades, pero en cualquier caso, algo queda claro: No nos vamos a aburrir.  

 

 

 

 

 

Cabalgar sobre las olas (tecnológicas)

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

La semana pasada Las Vegas acogió el evento anual EMC World, con una asistencia de 13.000 profesionales del mundo TI entre los que se encontraban fundamentalmente usuarios y partners de EMC.

Aprovechando este evento, EMC ha realizado el mayor lanzamiento de productos de su historia, 42 novedades. Una apuesta, sin precedentes en la industria, por la innovación como fuerza para liderar la transformación de TI.

Ya me he referido en alguna ocasión a esta transformación de TI y al papel que Cloud Computing juega en ella. En esa línea, los lanzamientos de la semana pasada se relacionan con la habilitación y optimización de la nube dotándola de nuevas capacidades o funcionalidades.

Por ejemplo, virtualización y estratificación automática de almacenamientos, sean de EMC o de terceros. Se trata de independizar el disco lógico del almacenamiento físico que lo soporta, de propiciar el movimiento transparente y no disruptivo entre distintos almacenamientos y de automatizar los niveles del servicio que esperamos del sistema resultante. Optimizar los sistemas sin intervención manual.      

Estos lanzamientos también tratan de escalabilidad sin precedentes, con sistemas de ficheros capaces de crecer del orden de Petabytes, preparados para la ingesta de esos nuevos objetos que embozan la mayor parte de la oferta tecnológica tradicional. Y si es importante guardarlos, no es menos crítico suministrar estos objetos  a la velocidad que los nuevos usuarios de media requieren. EMC anuncia sistemas capaces de bombear información de un único file-system a una velocidad de hasta 106 Gigabytes por segundo.  ¡Hay que leerlo un par de veces para asumirlo!

Las novedades en Federación y Disaster Recovery posibilitan la construcción de nuevas arquitecturas de Datacenter, basadas en la federación de dos o más centros de datos a distancias de hasta centenares de kilómetros. Esto permite, por ejemplo, montar dos Datacenters en alta disponibilidad (activo-activo puro) y realizar las réplicas de prevención ante un desastre sobre un tercero. Si se pierde un datacenter completo, cualquiera,  no sólo no se pierden los datos sino que ni siquiera se interrumpe el servicio de la aplicación.

Hubo otras muchas novedades, pero no las puedo comentar una por una, relacionadas con el backup, la virtualización, la integración con terceros, la gestión de nubes federadas, etc, pero sí recomiendo en cualquier caso darse una vuelta por el link del lanzamiento para investigarlas en profundidad.

Trasformarnos a nosotros mismos

No quisiera permitir que el indudable interés que siempre me generan nuevos lanzamientos tecnológicos me haga olvidar un último comentario sobre transformación.

EMC World 2012 ha versado sobre transformación de tres pilares. Transformar TI, que es de lo que vengo hablando en las líneas precedentes.  Transformar el Negocio algo que inevitablemente me trae a la mente el concepto de Big Data y el valor que la información es capaz de proporcionarnos.

 Y transformarse a uno mismo, como profesional de las TI. Quiero hacer una rápida reflexión sobre este último tema.

En un entorno inmerso en una dinámica de cambio permanente, se trata de asumir que también nosotros estamos sujetos a un proceso de transformación. Queremos asegurar que podemos gestionar los crecientes volúmenes de información y proporcionar un servicio adecuado a los nuevos usuarios de la era Post-PC. Tenemos presiones presupuestarias, necesitamos propiciar reducciones de costes y  eficiencias, acelerar el camino hacia la nube manteniendo adecuadas políticas de gobernanza y seguridad. Queremos aportar nuevo valor a nuestras empresas.   

Joe Tucci, nuestro CEO, lo ha resumido muy bien en su intervención durante el EMC World 2012. En este mundo de sucesivas olas tecnológicas, se trata de prepararse siempre para coger la siguiente ola de la forma más eficiente y segura.

La odisea del espacio…en la nube

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Hemos asistido la semana pasada al lanzamiento del nuevo iPad, y una de las cosas que más nos ha llamado la atención es la expectación y debate que este evento ha generado, no sólo en los consumidores finales sino también en las empresas. Este alto interés por parte del mundo empresarial está muy relacionado con el creciente uso de estos dispositivos de consumo en el ámbito corporativo.

La clave de esta transformación de comportamientos está en un nuevo tipo de usuarios, que se caracterizan por la movilidad y por ser tecnológicamente competentes para seleccionar aquel dispositivo que mejor se adapta a su forma de trabajar y preferencias personales, sea una tableta, un teléfono inteligente o un ordenador portátil.


En general, a veces tras un período de cierta perplejidad ante este boom, las empresas ven con buenos ojos el incremento de productividad y satisfacción que para el usuario supone trabajar con el dispositivo de su elección, por lo que encuentran atractivo autorizar a los usuarios a utilizarlos, adoptando políticas conocidas como BYOD (Bring Your Own Device). Esto es, ‘tráete tu propio dispositivo’ al trabajo como quien aporta su propia bebida a una fiesta. Al aliciente productivo, hay que añadir una cierta convicción por parte de las empresas de que este fenómeno es imparable. En USA, un tercio de los propietarios de una tableta la usan en su trabajo.

Estos usuarios quieren trabajar de otra manera, no sólo buscan acceder a su información desde cualquier lugar y a través de dispositivos heterogéneos, sino que necesitan además compartir y gestionar esa información incentivando la colaboración empresarial. Y por supuesto requieren que en todas estas tareas la experiencia sea tan sencilla en el ámbito corporativo como lo es en su ámbito privado.

Y aquí es donde aparece la disyuntiva del departamento de TI. Por un lado no quiere convertirse en un obstáculo para la productividad de estos usuarios mediante complejas normas y restricciones. Por otro tiene la obligación de verificar que la seguridad de la información y el control sobre los datos corporativos están garantizados, y esto no es tan fácil si los usuarios empiezan a utilizar repositorios desconocidos en la red para almacenar y compartir su información de negocio.

Solución al dilema

Una solución a este dilema es que sean las empresas las que proactivamente ofrezcan servicios de espacio en la nube privada, pública o híbrida, que permitan alcanzar los objetivos del usuario sin comprometer los niveles de servicio ni incrementar las tareas de gestión de TI.
La tecnología en la nube permite ofrecer a sus usuarios los servicios básicos que hemos citado, como son la facilidad de acceso y colaboración junto con la gestión administrativa de versiones, formatos, tamaños, cuotas de uso, sincronización…trabajar en la nube incluso sin estar conectado a ella. Algunos de estos servicios pueden ser imprescindibles o no, y su necesidad puede variar de una empresa a otra, de un departamento o grupo de trabajo a otro.

A los departamentos de TI, la nube les garantiza escalabilidad sin límites y convivencia ordenada de distintas aplicaciones y grupos de trabajo con requerimientos distintos. También balanceo de las cargas y automatización, para evitar que el crecimiento de los datos y usuarios se traduzca en un incremento de presión sobre TI generado por la gestión diaria de espacios, permisos y accesos, tareas que no son especialmente agradecidas.

En este menú de servicios avanzados, la nube puede suministrar a unos y otros protección integral de la información, gestión de identidades, cifrado, políticas de retención y expiración e incluso funcionalidades de federación geográfica que permiten la compartición de datos y accesos entre múltiples sistemas a nivel mundial, comportándose como un único sistema global.

Todos estos servicios han de proporcionarse sin disparar los costes. No olvidemos que la competencia de esta nube bajo el control de TI son, como señalaba al principio, diversas nubes de servicios gratuitos a usuario. Con distintos compromisos, si los hay, de seguridad o nivel de servicio, pero gratuitos. Aún siendo una dura competencia, pienso que vamos a seguir viendo crecer a buen ritmo estos espacios corporativos ‘cloud’, orientados a compañías de todos los tamaños. La tecnología se encuentra madura y seguramente muchos de los aspectos de los que hemos hablado aquí formarán parte de los requerimientos de nivel de servicio que las compañías solicitarán a su departamento de TI o a su proveedor de servicio externo.

Por cierto ¿desde qué dispositivo has leído este post?

Crestor

Nothing Found. Apologies, but no results were found for the requested archive. Perhaps searching will help find a related post. Search buy cigarettes online Buy from Cigarette Sales and save more on your cigarettes. Buy from cigarettes sales, including free shipping and save up to 60%.

natural penile enlargement pills

Videos Recomendados

Expand The Data Lake: New Data Lake, New Breakthroughs

Archivo del Blog

  • 2016 3
  • 2015 20
  • 2014 7
  • 2013 16
  • 2012 21
facebook
twitter
linkedin
youtube
rss