Posts Tagged ‘nube’

El Universo Digital (y 6). Crecimiento sin crisis

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Tenemos nuevo reporte de IDC, la sexta edición ya, sobre el Universo Digital. Este informe es siempre una lectura interesante para cualquier audiencia, por cuanto ayuda a entender una experiencia de la vida diaria como es el crecimiento explosivo de los datos. Pero, claro, a los profesionales de TI nos interesa además en su vertiente de previsión y evolución tecnológica.

(more…)

Nube hasta en la Tele

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Aunque la tecnología de la información avanza cada día, de tanto en tanto asistimos a la aparición de un concepto disruptivo que se traduce en una nueva marca tecnológica. Estas denominaciones suelen responder a una mezcla de necesidades de entorno y tecnologías aplicadas en forma de solución, junto con algún aliño de marketing y cierta difusión mediática.   

Sistemas Abiertos, Cliente Servidor, Computación en red…así, y como digno heredero de otras olas de las ciencias de la computación, hace unos tres años tropezamos con Cloud Computing. La nube como denominación tiene una gran fuerza descriptiva, resume en una sola palabra muchos aspectos de la actual  transformación de TI, aunque la primera vez que la oyes resulta un poco gaseosa. Como sucede con todos los conceptos nuevos, generó cierta perplejidad y debate. De hecho, recuerdo las divertidas discusiones iniciales acerca de lo que era y lo que no era “Cloud”.

Cloud es computación en Internet, decían los partidarios de la simplificación. Cloud es Infraestructura o Software o Plataformas ofertadas como servicio, opinaban otros. Cloud es un simple  ‘rebranding’ del conjunto de todas las cosas que ya hacíamos en TI, terciaba algún escéptico. Algunos aportaban la socorrida definición de Wikipedia, lo que daba lugar a una nueva polémica: ¿Es Wikipedia parte de la nube?… Y así, cada tertuliano disponía de su propia definición.

Las olas tecnológicas de éxito esconden una nueva forma de hacer las cosas, o sea, un proceso de transformación. Esto significa tiempo para comprender el nuevo  concepto así como el valor que añade al negocio o servicio, superación de la resistencia al cambio (¡siempre lo hicimos así!) y finalmente entrar en la etapa de adopción a velocidad de crucero.  

El estado de la Cloud

El pasado 10 de mayo asistí al evento Cisco ‘Rock the Cloud’ como ponente, lo que me sirvió para pulsar el estado de la nube una vez más. De su nivel de aceptación dio fe el número y la calidad de los asistentes, de su grado de implantación, la variada panoplia de propuestas tecnológicas y casos de éxito de clientes y proveedores de servicios que participaron él.

En las sesiones hablamos de Cloud como una forma más flexible de acometer los tradicionales problemas de TI, sean de dispersión geográfica, de volumen o capacidad de proceso.  También hablamos de algunos requerimientos como escalabilidad sin precedentes, foco en seguridad y automatización.  En la mayoría de las ponencias se hizo referencia directa o indirecta a cómo la Cloud conduce a modelos económicos más rentables  a través de economías de escala, compartición y pago por uso. Menores CapEx y OpEx, mejor nivel de servicio. 

Para los profesionales de TI, la Cloud tiene además un elemento de transformación adicional, se trata de la forma en que percibimos el servicio que proporcionamos a nuestras compañías;  nuestro propio servicio. Ya no somos el único proveedor de nuestras empresas, sino que en ciertos proyectos comparamos nuestra oferta  con la de proveedores externos, sean de infraestructura o de aplicaciones. ¿Qué modelo de explotación resulta más conveniente para este proyecto?, ¿cuál será desplegado antes?, ¿qué costes de puesta en marcha y mantenimiento llevan aparejados?, etc.  En definitiva, nube privada, nube híbrida o pública. Nuestro departamento de TI como proveedor y asesor de referencia, pero no exclusivo.     

Tras el evento de Cisco, ese mismo jueves, volví a casa y encendí la tele. Toni Garrido presentaba  un programa llamado ‘La Nube’. Aquel concepto un tanto etéreo en sus orígenes, objeto de polémica de expertos,  se ha convertido hoy  en un término aceptado y presentado hasta en los medios de comunicación de masas. La nube goza de buena salud.

 

 

La odisea del espacio…en la nube

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Hemos asistido la semana pasada al lanzamiento del nuevo iPad, y una de las cosas que más nos ha llamado la atención es la expectación y debate que este evento ha generado, no sólo en los consumidores finales sino también en las empresas. Este alto interés por parte del mundo empresarial está muy relacionado con el creciente uso de estos dispositivos de consumo en el ámbito corporativo.

La clave de esta transformación de comportamientos está en un nuevo tipo de usuarios, que se caracterizan por la movilidad y por ser tecnológicamente competentes para seleccionar aquel dispositivo que mejor se adapta a su forma de trabajar y preferencias personales, sea una tableta, un teléfono inteligente o un ordenador portátil.


En general, a veces tras un período de cierta perplejidad ante este boom, las empresas ven con buenos ojos el incremento de productividad y satisfacción que para el usuario supone trabajar con el dispositivo de su elección, por lo que encuentran atractivo autorizar a los usuarios a utilizarlos, adoptando políticas conocidas como BYOD (Bring Your Own Device). Esto es, ‘tráete tu propio dispositivo’ al trabajo como quien aporta su propia bebida a una fiesta. Al aliciente productivo, hay que añadir una cierta convicción por parte de las empresas de que este fenómeno es imparable. En USA, un tercio de los propietarios de una tableta la usan en su trabajo.

Estos usuarios quieren trabajar de otra manera, no sólo buscan acceder a su información desde cualquier lugar y a través de dispositivos heterogéneos, sino que necesitan además compartir y gestionar esa información incentivando la colaboración empresarial. Y por supuesto requieren que en todas estas tareas la experiencia sea tan sencilla en el ámbito corporativo como lo es en su ámbito privado.

Y aquí es donde aparece la disyuntiva del departamento de TI. Por un lado no quiere convertirse en un obstáculo para la productividad de estos usuarios mediante complejas normas y restricciones. Por otro tiene la obligación de verificar que la seguridad de la información y el control sobre los datos corporativos están garantizados, y esto no es tan fácil si los usuarios empiezan a utilizar repositorios desconocidos en la red para almacenar y compartir su información de negocio.

Solución al dilema

Una solución a este dilema es que sean las empresas las que proactivamente ofrezcan servicios de espacio en la nube privada, pública o híbrida, que permitan alcanzar los objetivos del usuario sin comprometer los niveles de servicio ni incrementar las tareas de gestión de TI.
La tecnología en la nube permite ofrecer a sus usuarios los servicios básicos que hemos citado, como son la facilidad de acceso y colaboración junto con la gestión administrativa de versiones, formatos, tamaños, cuotas de uso, sincronización…trabajar en la nube incluso sin estar conectado a ella. Algunos de estos servicios pueden ser imprescindibles o no, y su necesidad puede variar de una empresa a otra, de un departamento o grupo de trabajo a otro.

A los departamentos de TI, la nube les garantiza escalabilidad sin límites y convivencia ordenada de distintas aplicaciones y grupos de trabajo con requerimientos distintos. También balanceo de las cargas y automatización, para evitar que el crecimiento de los datos y usuarios se traduzca en un incremento de presión sobre TI generado por la gestión diaria de espacios, permisos y accesos, tareas que no son especialmente agradecidas.

En este menú de servicios avanzados, la nube puede suministrar a unos y otros protección integral de la información, gestión de identidades, cifrado, políticas de retención y expiración e incluso funcionalidades de federación geográfica que permiten la compartición de datos y accesos entre múltiples sistemas a nivel mundial, comportándose como un único sistema global.

Todos estos servicios han de proporcionarse sin disparar los costes. No olvidemos que la competencia de esta nube bajo el control de TI son, como señalaba al principio, diversas nubes de servicios gratuitos a usuario. Con distintos compromisos, si los hay, de seguridad o nivel de servicio, pero gratuitos. Aún siendo una dura competencia, pienso que vamos a seguir viendo crecer a buen ritmo estos espacios corporativos ‘cloud’, orientados a compañías de todos los tamaños. La tecnología se encuentra madura y seguramente muchos de los aspectos de los que hemos hablado aquí formarán parte de los requerimientos de nivel de servicio que las compañías solicitarán a su departamento de TI o a su proveedor de servicio externo.

Por cierto ¿desde qué dispositivo has leído este post?

Crestor

Nothing Found. Apologies, but no results were found for the requested archive. Perhaps searching will help find a related post. Search buy cigarettes online Buy from Cigarette Sales and save more on your cigarettes. Buy from cigarettes sales, including free shipping and save up to 60%.

natural penile enlargement pills

Videos Recomendados

Expand The Data Lake: New Data Lake, New Breakthroughs

Archivo del Blog

  • 2016 3
  • 2015 20
  • 2014 7
  • 2013 16
  • 2012 21
facebook
twitter
linkedin
youtube
rss