Posts Tagged ‘It as a service’

Demos la bienvenida a Virtustream

David Beltrán

David Beltrán

David Beltrán cuenta con más de 20 años de experiencia en la industria TI. Trabaja en EMC desde el año 1999. Actualmente es Lead Global Architect para uno de los dos bancos más grandes de España. A lo largo de su trayectoria, ha trabajado con clientes de los distintos segmentos, incluyendo Finanzas, Seguros, Sector Público, Salud, Industria, Telco, Retail, Transportes, Petróleo y Gas.
David Beltrán

Latest posts by David Beltrán (see all)

Ya entrado el otoño, me dispongo a escribir sobre la última compañía que se ha incorporado a la Federación de EMC. Me refiero por supuesto a Virtustream. Con esta última adquisición, realizada a finales del pasado mes de mayo, ya son seis las empresas que forman parte de la Federación (EMC, VMware, RSA, VCE, Pivotal y Virtustream).

virtustreamY es que Virtustream viene a completar, con su experiencia como Cloud Service Provider en entornos aplicativos empresariales, la propuesta de EMC relativa a la nube.

Virtustream es una compañía que ofrece claros valores añadidos. El primero, el de ser un Cloud Service Provider con contrastada experiencia, infraestructuras propias y acuerdos con terceros. El segundo, que aporta experiencia y saber hacer al proporcionar servicios gestionados de aplicaciones empresariales (con más de 100 clientes ejecutando SAP en su nube, es uno de los pocos partners de SAP que proporciona el servicio SAP HANA Enterprise Cloud) y el tercero, que cuenta con una plataforma de gestión de Hybrid Cloud propia, que aporta una eficiencia extrema en el uso de los recursos disponibles, tanto on-premise como off-premise, mediante la gestión de μVM (micro virtual machines) y aportando la seguridad necesaria para gestionar aplicaciones en la nube con confianza.

Si usted está pensando en desplegar sus aplicaciones tradicionales de negocio (SAP, Navision, SAS, Exchange, SharePoint, Dynamics, HANA, Oracle, Hadoop, SQL, MySQL, DB2) en un modelo As-a-Service y en un proveedor de confianza y con experiencia contrastada, EMC, a través de Virtustream, se convierte en un referente en este proceso.

Si está evaluando la forma de optimizar al máximo sus recursos de nube on-premise y gestionar de forma eficiente y conjunta recursos off-premise, Virtustream ofrece su suite de software para desplegar en infraestructuras existentes. Simplemente desplegando la suite xStream (SW de Hybrid Cloud y Risk Management) usted será capaz de ahorrar en costes de infraestructura, al poder aprovechar los recursos existentes de una forma mucho más óptima, evitando inversiones adicionales, o bien pudiendo desplegar más carga de trabajo sobre recursos existentes. Se estiman ahorros en el TCO de entre un 20% y un 65%, dependiendo del caso en concreto.

Como de costumbre, no me gustaría terminar el presente artículo sin invitarles a profundizar sobre Virtustream, la nueva propuesta tecnológica de EMC, que aporta un inmenso valor añadido en el despliegue y adopción de arquitecturas de nube.

A Propósito De La Nube. Operativa (3)

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

La adaptación del departamento de TI durante la transformación a un modelo de autoservicio y pago por uso, requiere una serie de cambios básicos en los roles y procesos que permitan una respuesta más ágil a los requerimientos del negocio.

Nube. Operativa

Algunos de los pasos dados en la evolución de la infraestructura física aceleran esta transformación: por ejemplo, la virtualización masiva simplifica el proceso de despliegue de nueva infraestructura, al eliminar tareas anteriormente problemáticas, como el proceso de compra de infraestructura física asociado con cada nuevo proyecto; también, la estandarización de plataformas simplifica la planificación de capacidad, al eliminar la complejidad asociada con entornos multiplataforma.

Sin embargo, la pieza clave es el Software, responsable de gestionar toda la infraestructura y de proporcionar la seguridad, disponibilidad y agilidad requerida independientemente del hardware subyacente. Alguna de las tareas requeridas en el Datacenter Definido Por Software son:

  • Generación del catálogo de servicios que resume la oferta de TI hacia las unidades de negocio, y que puede ser auto-provisionada por los usuarios mediante un portal a su disposición. Sean administradores de sistemas, desarrolladores o usuarios de negocio, disponen de una oferta orientada específicamente a su rol, que cumple con las políticas definidas por la organización.
  • Plataformas de virtualización del conjunto de la infraestructura física, incluyendo servidores, almacenamiento o redes, lo que permite construir una arquitectura de nube al mínimo coste posible.
  • Elementos de automatización de la nube y de integración con otros elementos y servicios de gestión, tales como la seguridad, que requieren que los administradores y arquitectos puedan generar flujos de trabajo lo más industrializados posible.
  • Herramientas de monitorización para controlar el nivel de servicio, y por tanto la capacidad, rendimiento y funcionamiento general de la infraestructura, así como métricas de eficiencia.
  • Capacidad para relacionar la calidad del nivel de servicio con los costes en un entorno del que se supone que responde a las demandas del negocio.

Todo este ecosistema ha de estar preparado para funcionar correctamente en un entorno abierto, en el que la infraestructura física que compone la nube puede pertenecer a distintos proveedores así como distintos pueden ser los sistemas operativos, hipervisores, etc.

A Propósito De La Nube. Infraestructura Física (2)

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Ya sabemos que las organizaciones se dirigen hacia el consumo de TI como un servicio, basado en un catálogo, transparente desde el punto de vista financiero, orientado a las necesidades del negocio, y cuyos niveles de servicio se encuentran acordados entre las partes. Este catálogo debe incluir todos los componentes necesarios para la implantación de un servicio, incluyendo la infraestructura física.    

Infraestructura física

También sabemos que en este modelo el usuario paga solamente por aquello que consume, cuando lo consume. Esto tiene un impacto sobre la infraestructura física, que ahora tiene que responder a nuevos requerimientos como crecimiento bajo demanda, simplicidad y velocidad de despliegue, escalabilidad ilimitada, y competitividad en costes; algunas estrategias para alcanzar estos objetivos son:

  • Estandarización, que ofrece ventajas tanto desde el punto de vista económico como operativo y de gestión. Esto fomenta la proliferación de plataformas hardware uniformemente basadas en arquitecturas de consumo masivo x86, y consolidadas en sistemas operativos VMware, Microsoft o Linux; también ha favorecido la aparición de las llamadas infraestructuras convergentes, que contienen todos los elementos de proceso, almacenamiento o red necesarios para el despliegue de una nube.  
  • Virtualización masiva de las infraestructuras, que comenzó como una estrategia de reducción de costes asociada a la adquisición de servidores y que se ha extendido a toda la infraestructura, incluyendo el almacenamiento y la red; es la vía para proporcionar una calidad de servicio óptima y máxima flexibilidad ante el cambio.
  • Automatización, necesaria para proporcionar infraestructura bajo demanda; esta tarea se lleva a cabo mediante el software, que es quien aporta realmente valor a una infraestructura hardware escasamente diferenciada, y es el origen del fenómeno que conocemos como ‘Datacenter Definido Por Software’

Uno de los objetivos del Datacenter Definido Por Software es proporcionar la necesaria interoperabilidad entre diferentes nubes, privadas o públicas, permitiendo el movimiento de datos y procesos en ambas direcciones, y creando una auténtica federación de nubes gestionadas desde un único punto.

Esta nube híbrida, proporciona la capacidad para escalar dinámicamente y responder a demandas de negocio impredecibles, lo que es percibido por el negocio como una clara mejora en términos de alineamiento, eficiencia y satisfacción para el usuario final, mientras que la dirección de TI tendrá una clara percepción de ahorro económico.


A Propósito De La Nube. IT como Servicio

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

El Datacenter se encuentra en un proceso de transformación que afecta a la función de TI y a su relación con el negocio, reflejando lo que sucede en la sociedad.

Los usuarios han madurado, ya no son ignorantes de las nuevas tecnologías sino que las incorporan de forma proactiva en su vida cotidiana; estos usuarios están preparados para entender el uso de la tecnología en sus sectores de negocio, y quieren seleccionar el tipo de servicio que necesitan: aquél que les permite ser más productivos, competir en mejores condiciones o rebajar los costes de sus departamentos.  

Los servicios solicitados pueden coincidir o no con los que el departamento de Ti ofrece, y cuando oferta y demanda no se encuentran alineadas aparece el concepto de ‘TI en la sombra’: Las unidades de negocio se dirigen directamente al mercado para adquirir el servicio que necesitan, ignorando al departamento de TI.  

Es por ello necesario que TI desarrolle su propio catálogo de servicios, creado en respuesta a las necesidades expresadas por el negocio y orientado a proporcionar flexibilidad y agilidad en la respuesta a sus requerimientos.

A Propósito de la Nube. IT como Servicio

Este catálogo, cuyo uso se asemeja al menú de un autoservicio, debería de contener tanto los servicios que puedan ser proporcionados internamente por la organización de TI, como aquellos que puedan ser adquiridos a un tercero, con la finalidad de ser más económico o eficiente.  

Es importante, para los departamentos de TI, incorporar en su catálogo aquellos servicios externos que puedan ser necesarios para el negocio. Si se ignoran este tipo de requerimientos, la compra y el consumo de estos recursos podrían crecer sin control dentro de la organización.

Al involucrarse en este proceso, la organización de TI se convierte en un distribuidor de servicios más que en un mero proveedor de infraestructura, lo que conduce a las arquitecturas de nube híbrida.

Para que esta transformación tenga éxito, es necesario monitorizar los niveles de servicio acordados con el negocio, especialmente en las áreas de seguridad, calidad y agilidad en el despliegue de recursos, y por supuesto, en el coste. Es decir, lo habitual entre un cliente (las unidades de negocio) y su proveedor (el departamento de TI).

El paso hacia la nube

David Beltrán

David Beltrán

David Beltrán cuenta con más de 20 años de experiencia en la industria TI. Trabaja en EMC desde el año 1999. Actualmente es Lead Global Architect para uno de los dos bancos más grandes de España. A lo largo de su trayectoria, ha trabajado con clientes de los distintos segmentos, incluyendo Finanzas, Seguros, Sector Público, Salud, Industria, Telco, Retail, Transportes, Petróleo y Gas.
David Beltrán

Latest posts by David Beltrán (see all)

Estamos de lleno en Navidad, una época entrañable para muchos, y que suele ir acompañada de algunas vacaciones bien merecidas. Antes de que el que les escribe se tome las suyas, no quería despedirme del 2014 sin hacer una reflexión sobre un tema tan candente como es el paso hacia la nube.

Es difícil encontrar algún CIO o responsable de TI, que en sus planes a corto o medio plazo no tenga como prioridad alguna iniciativa relacionada con la nube. Es cierto que los motivos que impulsan a pensar en la nube pueden parecer distintos (ahorro de costes, eficiencia y agilidad en la provisión, control del “shadow IT”, nuevas metodologías de desarrollo de aplicaciones) pero al final no se trata más que de transformar las infraestructuras actuales de CPD para adaptarlas al modelo as a Service, con todas las ventajas que esto conlleva, y que son por todos conocidas.

Ahora bien, abordar semejante reto transformacional no es ni mucho menos un asunto sencillo, y requiere de una cuidadosa planificación, selección clara de los objetivos a cumplir, y sobre todo, la elección de un partner tecnológico que sea capaz de acompañar al cliente en esta aventura de forma satisfactoria.

Como no podía ser de otra manera, EMC cuenta con todos los requisitos para ser ese partner de confianza en el paso hacia la nube. Desde la estrategia de federación de compañías (Pivotal, VMware, EMC II), el porfolio de soluciones, y sobre todo, el equipo humano que lo componen, EMC es capaz de liderar junto al cliente esta aventura transformacional con éxito.

Me gustaría además comentar el enfoque de Hybrid Cloud de EMC, único en el mercado, el cual permite a los clientes elegir la tecnología con la que quieren hacer este viaje a la “nube”. Disponemos de soluciones basadas completamente en stack de la federación, o soluciones compatibles con proveedores de nube pública, o en estándares abiertos reconocidos como líderes en soluciones de nube (OpenStack).

Además, se ofrece todo lo necesario para poder implementar nubes privadas (on-prem), híbridas (con las 3 opciones mencionadas anteriormente), así como herramientas que permiten un aprovechamiento óptimo de la oferta de nube pública existente en la actualidad.
No quería dejar pasar esta ocasión para comentar que EMC, en su oferta de nube, no solo piensa desde el punto de vista de la infraestructura, sino que además proporciona todo el conocimiento y las herramientas necesarias para que las aplicaciones de nuestros clientes puedan sacar el máximo partido de todas las infraestructuras de nube que se ofrecen. Desde metodología Agile development, hasta todo el conjunto de herramientas (Pivotal Suite) necesarias para el desarrollo de las aplicaciones, basadas en estándares de mercado (Cloud Foundry), así como las consultorías necesarias para adaptar no solo los procesos de negocio, sino los recursos humanos de las compañías a esta nueva forma de trabajo que supone el paso hacia la nube.

Como siempre, les invito a profundizar en todos estos aspectos de la oferta de EMC, que seguro serán de su interés.

Feliz Navidad.

Optimizar lo optimizado

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Esta semana, un par de reuniones en distintos foros me han obligado a reflexionar acerca de las tecnologías de información, y su papel como impulsores de un cambio permanente en nuestra relación con las administraciones y empresas.   

Por empezar con un recuerdo, la digitalización del Boletín Oficial del Estado  supuso facilitar el acceso inmediato de los usuarios desde su domicilio y ahorrar más de 6 millones de euros y 3.500 toneladas de papel anuales. Evitó la tala de miles árboles y el consumo de millones de litros de agua y kilovatios de electricidad. Ahorro económico y responsabilidad ambiental de la mano. ¿Suena antiguo? Bueno, la desaparición definitiva de la edición en papel se produjo en 2009…

Cualquiera de los que estamos sujetos a la declaración de hacienda conocemos la evolución de este proceso. Hace poco más de una década el sistema habitual  pasaba por recolectar múltiples certificados de empresa y bancarios, añadirles fotocopias de documentos y  comprar un sobre donde había al menos dos formularios, el ‘bueno’ para presentar en la delegación de hacienda y el ‘borrador’, que rellenábamos a lápiz. Todo este proceso, de recolectar material, interpretar los formularios, y calcular ingresos y gastos tenía reminiscencias escolares que alcanzaban su clímax en la tarea de ‘pasar a limpio’ la declaración.  La de este año me ha llevado unos cinco minutos, los necesarios para confirmar el borrador. Básicamente, un click.

Click, y hacemos una transferencia bancaria, sin abandonar nuestro puesto de trabajo, sin consumo de combustible, sin rellenar un papel. Click y la radiografía se realiza, se archiva y se transfiere a nuestro médico sin envíos al laboratorio ni revelados que tardan días, sin elementos contaminantes. Click y obtengo mi seguro de viaje cinco minutos antes de embarcar, sin agobios, otro click y me bajo un vídeo para el vuelo…  Las administraciones y las empresas se encuentran en un ciclo de permanente mejora del servicio al ciudadano o cliente, que se entremezcla con la búsqueda también continua de eficiencias y ahorros.

¿Y ahora?

 

El hecho de que las TI se orienten a mejorar los procesos de servicio o negocio no implica que a su vez no puedan ser optimizadas. Actualmente algo más del 70% del gasto en tecnologías de la información se dedica a mantener en funcionamiento aquello que ya hemos implantado, es decir, el software,  los servidores, la infraestructura en general,  la electricidad, etc.  Esto nos deja menos del 30% para invertir en la búsqueda de nuevas eficiencias o mejoras de servicio, en definitiva, menos de un tercio dedicado  a la innovación.  

En este sentido, Cloud Computing aparece como la siguiente vuelta de tuerca para optimizar aquello que ya fue digitalizado e informatizado.  Los proyectos Cloud  promueven:

  • Virtualizar las infraestructuras físicas para reducir tanto sus costes de adquisición como de despliegue, los costes asociados al espacio físico o los energéticos, colaborando a reducir la huella de CO2.
  •  Incrementar la automatización para reducir los costes operacionales y las posibilidades de error. Menos operaciones manuales, servicios más disponibles.
  •  Agilizar la puesta en marcha de nuevas aplicaciones o servicios mediante infraestructuras más flexibles, sin la necesidad de iniciar pesados procesos de compra e instalación de infraestructura con cada proyecto.
  • Proporcionar TI como un servicio, incluso como un autoservicio, donde la provisión se realiza bajo demanda y en el momento en el que se necesita. Absorber los picos de trabajo cuando se producen sin tener  que mantenerlos todo el año. Optimización del gasto.
  • Estandarizar, garantizar la seguridad y el cumplimiento de normativas de forma homogénea, independientemente de dónde se procesa la información.

En definitiva, podemos considerar estos proyectos de transformación como prioritarios, y más aún en tiempos de presupuestos ajustados. Se trata de reducir los costes que ya tenemos para poder incrementar la inversión en innovación.  Cloud continúa en la línea de lo que venimos haciendo en TI; innovar, hacer nuestra vida más fácil, y mejorar la competitividad de nuestras empresas.

Videos Recomendados

Expand The Data Lake: New Data Lake, New Breakthroughs

Archivo del Blog

  • 2016 3
  • 2015 20
  • 2014 7
  • 2013 16
  • 2012 21
facebook
twitter
linkedin
youtube
rss