Posts Tagged ‘flash’

DSSD ya está aquí

David Beltrán

David Beltrán

David Beltrán cuenta con más de 20 años de experiencia en la industria TI. Trabaja en EMC desde el año 1999. Actualmente es Lead Global Architect para uno de los dos bancos más grandes de España. A lo largo de su trayectoria, ha trabajado con clientes de los distintos segmentos, incluyendo Finanzas, Seguros, Sector Público, Salud, Industria, Telco, Retail, Transportes, Petróleo y Gas.
David Beltrán

Latest posts by David Beltrán (see all)

Justo hace ahora un año que escribí un artículo titulado “Aplicaciones de nueva generación ¡Estáis de enhorabuena!” (http://esblog.emc.com/2014/06/23/aplicaciones-de-nueva-generacion-estais-de-enhorabuena/), y que recomiendo leer de nuevo. En aquella ocasión, quise hace mención a una iniciativa de EMC claramente pionera en el mercado, y que posibilitaría abordar cargas de trabajo tradicionalmente consideradas muy pesadas, de forma más efectiva, y por lo tanto, rentable.

Como sucede muchas veces en EMC, el asunto en cuestión comienza con la adquisición de una compañía totalmente desconocida (DSSD), pero que presenta un valor potencial enorme para la estrategia de EMC. Posteriormente, y con el paso del tiempo, se ven los frutos de dicha adquisición con soluciones de muy alto valor añadido disponibles en el mercado. Y este es el caso del artículo de hoy.

A lo largo de las próximas semanas, se va a anunciar de forma oficial la disponibilidad de DSSD D5, un sistema “Rack Scale Flash”, que presenta unas características únicas en el mercado. Se trata de almacenamiento compartido Flash, pero que se conecta directamente a los servidores mediante PCIe Gen3, utilizando NVMe. Esto permite disponer de los beneficios de la tecnología Infografía Flash, junto a la flexibilidad de un sistema de almacenamiento compartido. Tengan en cuenta que estamos hablando de poder presentar, en la primera versión, hasta 144TB y poder hacer más de 10 millones de IOPS (4K, Random Reads), con un ancho de banda de 100GB/s y una latencia no superior a 100 microsegundos. ¿Se imaginan las posibilidades que puede abrir esta tecnología?

Según ha ido trascurriendo el tiempo, hemos podido saber que el presente invento no solo puede funcionar como un sistema de memoria extendida del servidor, sino que además puede mostrase como si de un sistema de almacenamiento tradicional se tratara. Y lo mejor es que las distintas opciones, mostradas a continuación, pueden ofrecerse simultáneamente.

DSSD

De esta manera, sea cual sea la naturaleza de las cargas de trabajo que necesitemos acelerar, DSSD D5 proporciona un método de acceso a la misma, para poder disfrutar de su tremendo valor añadido. Cualquier aplicación de bloque puede acceder directamente al sistema a través del controlador de dispositivo que se proporciona. Aplicaciones que se alimenten de una fuente de datos Hadoop pueden también integrarse desde el primer día (EMC proporciona el conector para las principales distribuciones de Hadoop), y el resto de nuevas aplicaciones disponen de un API para efectuar la integración con el producto.

Debatía el otro día con un compañero las posibilidades que brinda esta tecnología. Por ejemplo, en el área de detección de fraude del sector financiero. ¿Se imaginan poder cruzar en tiempo real la inmensa cantidad de eventos que llegan de las diferentes partes de un sistema bancario en busca de fraude? El retorno de la inversión sería prácticamente inmediato. Otras aplicaciones como modelado genómico, de materiales, previsión climática, desarrollo aeronáutico y de automoción verían sus posibilidades incrementadas de forma exponencial. Las ganancias potenciales son enormes.

Como siempre, les invito a profundizar y reflexionar sobre esta nueva y excitante propuesta tecnológica de EMC, que seguro permitirá abordar un nuevo abanico de posibilidades, aportando un tremendo valor añadido.

Aplicaciones de nueva generación ¡estáis de enhorabuena!

David Beltrán

David Beltrán

David Beltrán cuenta con más de 20 años de experiencia en la industria TI. Trabaja en EMC desde el año 1999. Actualmente es Lead Global Architect para uno de los dos bancos más grandes de España. A lo largo de su trayectoria, ha trabajado con clientes de los distintos segmentos, incluyendo Finanzas, Seguros, Sector Público, Salud, Industria, Telco, Retail, Transportes, Petróleo y Gas.
David Beltrán

Latest posts by David Beltrán (see all)

Ya aprieta el calor en Madrid, y esto me lleva a compartir mi entusiasmo ante una nueva propuesta de valor que EMC está preparando para las aplicaciones de nueva generación, a las que algunos asimilan (no sin razón) a cargas de trabajo pesadas, y otros a entornos de muy alto rendimiento, y que no puedo más que compartir con los lectores. 

Seguro que los gestores de IT de las compañías han tenido o tienen que enfrentarse al reto de proveer una infraestructura tecnológica que soporte aplicaciones de alto valor añadido al negocio, sin “romper el banco” en el intento. 

Es muy típico escuchar de un cliente demandar soluciones a entornos muy concretos que no ofrecen el rendimiento adecuado, o que consumen una barbaridad de recursos sin terminar de ofrecer lo que el cliente realmente espera. Incluso a veces, realizando fuertes inversiones en infraestructura, no resulta sencillo hacer que determinados entornos rindan de forma óptima al nivel que se desea.

Estoy hablando de entornos tipo “Analytics” o “Big Data”, bases de datos en memoria o sistemas de análisis en tiempo real. También, y de forma más específica, investigación genómica, reconocimiento facial o modelos climatológicos. En general, todo aquello que tenga que trabajar con Hadoop, Cloudera, Gemfire o SAP HANA. 

EMC, en su ánimo de ofrecer la mejor propuesta posible para todo tipo de entornos, está trabajando en una nueva solución basada en el producto de la compañía DSSD, de reciente adquisición por nuestra parte. La tecnología empleada es innovadora, y se basa en memoria flash para el servidor, pero con un enfoque tecnológico único en el mercado, para poder proporcionar las características adecuadas de rendimiento y fiabilidad que estos entornos de muy alto rendimiento demandan. La clave está, aparte de poder servir muchas IOPS, en proporcionar una latencia extremadamente baja a una cantidad de memoria mucho mayor de la posible con las tecnologías actuales. 

Flash Everywhere

A nadie se le escapa que el protagonismo de este tipo de entornos de alto rendimiento que suponen las aplicaciones de nueva generación en el mundo de IT, es cada vez más relevante, por su claro valor añadido hacia el negocio, y su uso se verá incrementado de forma exponencial en los próximos años. Adaptarse a este tipo de entornos de forma óptima y saber extraer todo el potencial que son capaces de brindar al negocio, marcará claramente la diferencia entre compañías. 

Invito por lo tanto a todos los interesados a profundizar en esta nueva tecnología, que viene a aumentar si cabe aún más la extensa y completa oferta de soluciones de EMC.

El prometedor futuro de ScaleIO

David Beltrán

David Beltrán

David Beltrán cuenta con más de 20 años de experiencia en la industria TI. Trabaja en EMC desde el año 1999. Actualmente es Lead Global Architect para uno de los dos bancos más grandes de España. A lo largo de su trayectoria, ha trabajado con clientes de los distintos segmentos, incluyendo Finanzas, Seguros, Sector Público, Salud, Industria, Telco, Retail, Transportes, Petróleo y Gas.
David Beltrán

Latest posts by David Beltrán (see all)

Escribo esta vez desde Boston, donde lentamente el invierno hace acto de presencia y deja su característico manto nevado en nuestros headquarters en Hopkinton, donde he tenido varias reuniones con nuestros colegas americanos de esas que podrían denominarse “de estrategia”.

Y es que vengo de recoger de mi cliente una incipiente tendencia a la “comoditización” (palabra horrible por cierto, pero que seguro todos sabemos interpretar) de todos aquellos activos que no sean esenciales en el soporte de su entorno crítico de negocio. Hasta aquí nada nuevo, pero lo cierto es que la forma en la que mi cliente, y de alguna manera el propio mercado, pretende abordar esta faceta sí que plantea una serie de importantes beneficios, siempre que se ejecute de forma correcta.

No se nos escapa que cada vez hay más alternativa disponibles en el mercado de “bloques de proceso”, que no son más que elementos hardware que unifican, generalmente en un formato potencialmente barato, capacidad de proceso (CPU y memoria) además de almacenamiento interno (el DAS de toda la vida) en un formato tipo “mini-cuchilla” pensado para altas densidades en muy poco espacio. La clave estriba en que ahora este almacenamiento interno, en lugar de utilizarse para el típico arranque del sistema operativo y poco más, por sus características (discos Flash en muchos casos o incluso tarjetas de memoria) y tamaño, de repente se convierte en un potencial contenedor de información que, bien explotado, puede suponer un inmenso valor añadido en control de costes. 

Ahora bien, este potencial ahorro de costes solo será rentable si no queda convertido en un incremento de costes de gestión de estas nuevas plataformas, y ahí es donde entra en escena ScaleIO, un producto de reciente introducción por parte de EMC, pero que sospecho va a desarrollar un papel importantísimo durante los próximos meses, por su estratégica concepción y tremendo potencial para aumentar sus capacidades, ya de por sí llamativas, y por ende sus ámbitos de posible aplicación.

Permítanme que les cuente brevemente qué es ScaleIO, y seguro que comprenden el porqué de mis anteriores aseveraciones. ScaleIO es un producto 100% software, que tiene como misión principal aglutinar todo el espacio de almacenamiento que encuentre en los servidores (tarjetas Flash o discos de cualquier naturaleza), bajo una capa común de gestión. De esta forma, lo que antes eran discos aislados locales a cada servidor, pasan a convertirse en un pool de almacenamiento puesto a disposición de todo aquel servidor que lo necesite. Dicho de otra manera, puro Software Defined Storage (SDS) alineado con la estrategia de Software Defined Data Center (SDDC), tan de moda hoy en día.

La cosa no queda solo aquí, sino que además, el rendimiento que se le puede sacar al invento es totalmente adaptable a las necesidades que tenga el cliente. Desde el número de servidores que pueden llegar a participar, hasta que toda la comunicación del grid de almacenamiento que se construye es IP, soportando desde Gigabit hasta Infiniband. Esto, añadido a las características propias de gestión del producto (pooling, tiering, protección de la información, thin-provisioning, terceras copias, multi-tenancy, quality of service, cifrado, etc…) hacen que ScaleIO no sea el “juguete” que a muy primera vista puede parecer, sino más bien todo lo contrario, un producto con un enorme potencial de aplicación que aún está por descubrir.

No es mi intención describir en este artículo el detalle de ScaleIO, sino solamente despertar la atención del lector sobre algo que realmente creo va a ser “disruptivo”, como a los anglosajones les gusta decir, en el mundo del almacenamiento en los próximos meses. Les invito a profundizar en este producto que, junto con los demás disponibles, siguen haciendo de EMC la compañía de referencia del sector.

XtremIO. Cuando Flash no es sólo rápido

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

La semana pasada EMC anunció la disponibilidad general de su plataforma (Ver nota de prensa) XtremIO, un array de almacenamiento basado exclusivamente en tecnología Flash y con funcionalidades de datos avanzadas.

Asociamos Flash con hardware de almacenamiento caro. Yo no lo comparto. Ya he expresado en este mismo Blog que, en mi opinión, la tecnología Flash es fundamentalmente software. Hoy quiero insistir en esta idea, así como en el hecho de que Flash no es caro sino eficiente  ¿Es adecuado un array totalmente Flash en tiempos de contención de costes? Depende del tipo de proyecto y de la inteligencia que se incorpore.

Rendimiento y Coste por Transacción
A la hora de buscar eficiencias hay muchas formas de echar las cuentas, y las más adecuadas son aquellas que responden a necesidades del negocio. Así, un disco Flash es caro en términos de coste/capacidad, o sea, euros/GB. Pero es barato en términos de coste por transacción.

De lo anterior se deduce que es imposible a día de hoy justificar por ejemplo, el archivado masivo de todo tipo de ficheros inactivos sobre disco de tecnología Flash; no tiene sentido pagar más por almacenar una información que básicamente no será accedida o lo hará de forma muy selectiva. Sin embargo, el panorama puede ser muy distinto en otros entornos.

Pensemos en la problemática de algunas bases de datos de misión crítica, que soportan un gran número de transacciones y procesos batch. Para alcanzar requerimientos extremos de rendimiento, tradicionalmente se ha sobredimensionado la infraestructura de almacenamiento añadiendo un gran número de discos físicos, no para incrementar la capacidad sino el número de transacciones por segundo.

Esto convierte el soporte a estas bases de datos en algo muy caro desde el punto de vista de la compra de infraestructura física, del espacio que ocupa, de la energía que consume, del calor que disipa y de la gestión que requiere.

Cuando estamos ante una situación de este tipo, la tecnología XtremIO se convierte en un catalizador de eficiencia económica. De hecho no son infrecuentes casos (pinchar para ver ejemplo) en los que se alcanzan ahorros por encima del 80% en consumo energético y espacio físico en el Datacenter, a la vez que obtienen mejoras radicales en los tiempos de proceso y se favorece, incluso, desarrollar nuevos procesos analíticos que antes no tenían sentido.  Ahorro de costes, mejora en el nivel de servicio, respuestas a nuevos requerimientos del negocio. Un sueño.

xtremIO

Deduplicación y Coste por Puesto de Trabajo (o Coste por Landscape…)
El rendimiento radical de XtremIO, permite habilitar nuevas funcionalidades, siendo una de las más llamativas la deduplicación inline. Esta función no es una opción, sino una característica intrínseca del sistema que siempre se encuentra activa, que detecta cualquier bloque duplicado en vuelo y no llega a almacenarlo nunca; esta característica reduce el coste del almacenamiento, incrementa el rendimiento, la duración y disponibilidad de los discos Flash.

Pensemos en un proyecto de virtualización del puesto de trabajo, un proyecto VDI, digamos que para 1000 usuarios. No hay nada más parecido a un puesto de trabajo que otro puesto de trabajo. Esto significa que en el almacenamiento tradicional vamos a tener una cantidad muy importante de datos redundantes, resultado de clonar centenares de veces el mismo desktop con el mismo sistema operativo y las mismas aplicaciones.

El resultado de aplicar tecnología XtremIO a ese proyecto reducirá sensiblemente las necesidades de capacidad de almacenamiento (deduplicación de bloque), sin necesidad de pesados procesos de limpieza posteriores (inline),  con un rendimiento que permite abordar el acceso simultáneo de miles de usuarios (flash) y fácilmente escalable (scale-out). De nuevo, mejoras en el nivel de servicio, una respuesta más rápida y flexible a futuros crecimientos del negocio, conjugados con ahorro de costes que podemos medir en términos de coste/puesto de trabajo.

Esta misma filosofía puede ser exportada a otros entornos, por ejemplo, aplicaciones de gestión empresarial.  Lo más parecido a mi entorno SAP de producción son mis entornos SAP de preproducción, formación, test, etc. XtremIO permite obtener una copia instantánea del entorno (landscape), copia en la que se reduce la información redundante y se garantiza el elevado  rendimiento que una aplicación de este tipo requiere.

Otras eficiencias
Existen otras eficiencias que pueden ser potenciadas mediante XtremIO,  tales como  una mejor utilización de los procesadores, y por lo tanto en una menor demanda de crecimiento en CPUs con el consiguiente impacto que esto pueda tener sobre los costes de licencias de software.

O la capacidad de XtremIO de proporcionar el máximo rendimiento empleando simultáneamente todas las controladoras y todos los discos flash disponibles para cada operación de entrada/salida, que explica que el sistema se encuentre balanceado de forma inherente, y que no requiera pesadas operaciones de tuning y gestión asociadas.

XtremIO cambia las reglas de ese juego donde Flash es tan rápido como caro. Los costes, todo tipo de costes, han estado muy presentes durante la puesta de largo del producto para ser aplicados al proyecto correcto.

 

Primavera 2013 ¿Qué se lleva en Almacenamiento?

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Esta pregunta tan simple me provoca unos instantes de reflexión. Las tendencias alrededor del mundo de TI nos hablan de Cloud Computing, Big Data, Movilidad, Redes sociales…pero ¿cómo se ve 2013 con las gafas del almacenamiento en sentido estricto? He intentado responder a esta pregunta sobre la marcha, sin pretender resultar exhaustivo.    

Empezando por lo más básico, continúan las tendencias ya en marcha respecto a las tecnologías de almacenamiento, siempre con los objetivos de mejorar la eficiencia y el rendimiento. La sustitución de las cintas y cartuchos por almacenamiento en disco, el alza de la deduplicación y la compresión así como las técnicas de provisión ‘thin’ y la automatización de la estratificación son reflejo de estas tendencias. 

Mención aparte merece  el desarrollo de tecnologías flash, que viene a complementar las tecnologías de discos mecánicos tradicionales y de las que estamos viendo un auténtico auge, bien en forma de arrays híbridos o en dispositivos totalmente electrónicos. Un ejemplo, EMC XtremSW, una tarjeta PCI de almacenamiento capaz de proporcionar más de un millón de operaciones por segundo y cuya segunda generación se encuentra en la calle desde hace unas semanas. Otro ejemplo, EMC XtremIO, un array 100% Flash, con arquitectura scale-out y deduplicación incorporada. Lo veremos en disponibilidad general en el verano.      

Los cada vez más exigentes niveles de servicio establecidos en el datacenter impulsan la adopción de infraestructuras convergentes, esto es, infraestructuras que contienen Almacenamiento, Capacidad de Proceso y Red en un sistema integrado. Los objetivos principales son el despliegue más rápido y consistente de la infraestructura, la mejora de los niveles de servicio y disponibilidad así como la reducción de los costes de gestión y mantenimiento. En el caso de EMC estas infraestructuras convergentes, nuestros VBlock, son desarrolladas y fabricadas junto con otras dos compañías líderes, Cisco y VMware. 

 Software Defined DataCenter

Cloud, BigData, Software Defined DataCenter

El fenómeno de la movilidad plantea nuevos retos relacionados con la colaboración y el intercambio de información, así como con la sincronización de dispositivos. Se requieren infraestructuras de almacenamiento que proporcionen servicio a grupos de usuarios ubicuos desde cualquier lugar y a través de dispositivos heterogéneos. También se requiere sincronizar los distintos dispositivos de un mismo usuario, todo ello, manteniendo las políticas de seguridad corporativa.  Syncplicity es nuestra solución integral de espacio en nube para dar respuesta a estos requerimientos, que puede implantarse en nube pública o privada, sobre infraestructuras de almacenamiento de EMC.     

El fenómeno de Big Data, la necesidad de almacenar y procesar cantidades ingentes de información no estructurada (imágenes vídeos, pdfs, etc) está impulsando nuevas infraestructuras de almacenamiento hiperescalables (arquitecturas scale-out), que están llamadas a ampliar su protagonismo en el mercado. Cuando se aumenta la capacidad de un sistema de este tipo, se incrementa de forma lineal su rendimiento, previniendo la posible generación de cuellos de botella en este universo de datos masivos. Gartner ha señalado en su último estudio a EMC Isilon como líder indiscutible de la industria en este segmento.   

También relacionado con las nuevas exigencias en niveles de servicio, la Federación de Infraestructuras permite desarrollar modelos de datacenters federados activo/activo, donde las aplicaciones adquieren movilidad geográfica sin interrupción del servicio, y donde la tradicional recuperación ante desastres (Disaster Recovery) evoluciona hacia escenarios de evitación del desastre (Disaster Avoidance). EMC VPLEX se encarga de federar estas infraestructuras de almacenamiento, que pueden ser o no de EMC, y extender la federación hacia otros datacenters.  

Por último, como resultado de los procesos de virtualización y estandarización de infraestructuras que hemos visto desarrollarse en los últimos años, continuará el fenómeno de transferencia de valor desde el hardware hacia el software, sustanciando lo que llamamos Software Defined Datacenter (SDDC). Este concepto de inteligencia dirigida por el software  responde a la búsqueda de entornos más flexibles, ágiles y económicos, donde el software es el encargado de proporcionar nuevos servicios avanzados y orquestar sistemas de almacenamiento heterogéneos. Un concepto en plena efervescencia esta primavera.

 

 

 

 

 

 

 

¿Flash? Eso es software…

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

La semana pasada EMC ha anunciado novedades acerca de su estrategia Flash, novedades agrupadas bajo el nombre genérico de Xtrem. La familia se desglosa en este momento en dos productos en disponibilidad general,  XtremSF y XtremSW a los que seguirá en un futuro muy cercano XtremIO, actualmente en disponibilidad restringida.

La tecnología Flash está imponiendo sus razones en el mundo del almacenamiento: bases de datos transaccionales, entornos de escritorio virtual, alta computación, y en general aquellos entornos sensibles al tiempo de respuesta o con una demanda de rendimiento muy alta están facilitando su adopción. Es un buen momento para reflexionar sobre algunos casos de uso y sobre el valor que el software añade para una utilización inteligente de este recurso; de hecho, es el software quien nos va a permitir acceder al máximo rendimiento de los nuevos dispositivos sin incurrir en costes imposibles.

Un primer paso puede ser utilizar tecnología Flash dentro de un array de almacenamiento híbrido (Flash + HDD) como un dispositivo muy rápido sobre el que situar ciertos datos que requieren un rendimiento especial. Esta forma de utilización, sin el apoyo de software adicional, es muy manual y está asociada a una decisión previa acerca del tipo de datos que van a ocupar este dispositivo privilegiado.

La evolución del caso de uso anterior consiste en la definición de los dispositivos Flash como un estrato o nivel de almacenamiento específico y automatizado, junto con otros niveles de alta capacidad y  bajo coste. En el caso de EMC la automatización se consigue mediante un array híbrido y la activación del software EMC Fast (Fully Automated Storage Tiering). FAST permite disponer automáticamente el dato adecuado en el dispositivo correcto en el momento preciso, o lo que es lo mismo, que sólo un pequeño porcentaje de la capacidad del sistema sea Flash, pero recaiga sobre él la mayor parte de la actividad total. El resultado es un rendimiento superior y significativos ahorros de coste, energía y espacio físico.

estratificacion automatica FAST VP

La tecnología Flash puede también utilizarse como una ampliación de la propia memoria del sistema de almacenamiento, casi tan rápida como la memoria DRAM y con similares algoritmos de funcionamiento. Es el caso de los sistemas de almacenamiento unificado EMC VNX, en los que a través del software Fast Cache podemos utilizar discos Flash para ampliar la memoria cache del array hasta más de 2TB.

fast cache driver

Novedades XtremSF / XtremSW:
La tecnología XtremSF, precisamente sobre la que se han anunciado novedades la semana pasada, es un paso más hacia el objetivo del rendimiento extremo. Se trata de dispositivos de almacenamiento instalados en el bus PCIe del servidor, que no requieren realizar ningún tipo de cambio en las aplicaciones, que son capaces de alcanzar más de un millón de operaciones por segundo y que pueden ser configurados para responder a dos casos de uso típicos:

  • Un sistema de almacenamiento local (Direct Attached Storage, DAS) para datos temporales o protegidos mediante mecanismos propios de la aplicación o el sistema operativo, ya que en caso de fallo del servidor los datos pueden quedar inaccesibles, por lo que si se requiere alta disponibilidad habrán de habilitarse los mecanismos adecuados desde la aplicación o el sistema operativo.
  • Memoria cache complementaria, unas diez veces más rápida que la propia memoria cache de los sistemas de almacenamiento. La instalación en el bus PCI garantiza una latencia muy baja, del orden de unos 30 microsegundos, evitando el tráfico por la red de almacenamiento y sus múltiples dispositivos.

rendimeinto hdd

Por su parte, el software XtremSW proporciona la inteligencia que permite obtener el máximo beneficio de la tecnología XtremSF, en colaboración con los arrays de almacenamiento, que son quienes proporcionan los adecuados mecanismos de persistencia y seguridad a los datos.

XtremSW identifica los datos accedidos muy frecuentemente y los promociona a la memoria instalada en el servidor, lo que permite acelerar las lecturas manteniendo el alto rendimiento de la tecnología Flash y la baja latencia del bus PCI. De esta forma, los datos más accedidos son también los que presentan un menor tiempo de respuesta y mejor servicio. Como resultado final, el servidor puede proporcionar un mayor número de transacciones o soportar un mayor número de máquinas virtuales

En caso de escritura, XtremSW la ejecuta directamente en el array de almacenamiento, utilizando por tanto sus mecanismos de integridad, alta disponibilidad o disaster recovery; XtremSW se integra con la funcionalidad general de los sistemas de almacenamiento EMC y es un complemento perfecto del software de optimización EMCFast.

XtremSW ofrece además funciones de deduplicación para las tarjetas Flash instaladas en los servidores, eliminando los datos redundantes de la memoria cache. La deduplicación permite un mejor aprovechamiento de los dispositivos, lo que hace que el tamaño de la cache real sea incluso mayor que el de la cache física, y que la durabilidad de los dispositivos sea más alta, por reducción en el número de escrituras.

Esta misma mezcla inteligente de rendimiento extremo, deduplicación y tecnología Flash la veremos disponible en las próximas semanas en los arrays EMC XtremIO, sistemas de almacenamiento 100% tecnología Flash y arquitectura de escalado lineal (scale-out). Pero esta es otra historia.

Caballo de Troya

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

El paradigma de “hacer más con menos” que aplica a todo sector económico parece haberse instalado de forma definitiva en los entornos de TI, lo que se refleja en el desarrollo de los productos que las empresas tecnológicas en general, y específicamente las de almacenamiento, desarrollan y ponen a disposición de sus clientes.

Basta con observar la evolución en la capacidad de los dispositivos de almacenamiento para ver cómo cada nueva generación de discos ha venido incrementando su capacidad, duplicándola más o menos cada 2 años, lo que simultáneamente se ha traducido en una radical reducción del precio por GB. Más capacidad a menor coste.   

Pero el almacenamiento no es una isla, sino que forma parte de un entorno de servidores, aplicaciones, comunicaciones, etc. y algunos de los componentes de este ecosistema han sufrido desarrollos espectaculares en dimensiones distintas, como los procesadores, que de acuerdo con la conocida “Ley de Moore” han venido doblando su  memoria y capacidad de proceso cada 18 meses.

Si el foco de desarrollo de las CPUs es rendimiento a toda costa y el de los discos físicos parece ser el incremento de capacidad, se genera un problema conocido como el “I/O Gap” (hueco de entrada/salida), que consiste en que las aplicaciones tienen una mayor capacidad de procesar datos de la que los discos son capaces de suministrar.

Soluciones tecnológicas para salvar el I/O Gap:

Para resolver este problema en los grandes sistemas empresariales, hemos asistido a la aplicación de diferentes soluciones tecnológicas. En primer lugar, acelerar la velocidad de giro de los discos, factor primario que influencia el rendimiento de un disco duro. Pero estos discos tienen componentes mecánicos, mucho más sensibles a desgastes y limitaciones físicas que los componentes electrónicos, por lo que no pueden desarrollarse al mismo ritmo. De hecho en la última década no hemos visto en el mercado  grandes incrementos en la velocidad de los discos.

Un siguiente gran paso fue el de proveer de memorias caché a los sistemas de almacenamiento. Se trata de situar una memoria electrónica entre los discos mecánicos y el procesador, y proporcionarle de inteligencia para convertir los lentos accesos mecánicos en accesos electrónicos mucho más ágiles. Cuánto más inteligentes sean los algoritmos, mayores serán su eficacia y rendimiento y menor será el coste de la memoria.  

La incorporación de discos de Estado Sólido (SSD, básicamente memorias electrónicas) a los grandes sistemas de almacenamiento empresarial ha permitido obviar los tradicionales problemas asociados con la mecánica, al carecer de piezas móviles. Aproximadamente el 50% de los sistemas de almacenamiento vendidos por EMC contienen discos Flash y de hecho son sus costes aún más elevados que el disco tradicional los que determinan su ratio de adopción.

En EMC, la última innovación en este camino la constituye VFCache. Disponible desde el pasado mes de Febrero, VFCache es una tarjeta Flash PCIe que se implanta en el servidor y se comporta como una expansión de la caché de lectura del sistema de almacenamiento para acercarla al procesador. Un caballo de Troya estratégicamente situado allí donde los tiempos de respuesta son del orden de microsegundos, que proporciona acceso al almacenamiento sin abandonar el entorno del servidor ni traficar por ninguna red. Una mezcla inteligente de software y hardware que agiliza las lecturas sin comprometer la protección de los datos, que continúan siendo escritos en sus fiables almacenamientos con protección RAID y funcionalidades avanzadas.   

¿Por qué apostar por nuestro caballo de Troya?

Los efectos de esta última aparición son, en primer lugar, mejorar de forma sensible los niveles de servicio de ciertas aplicaciones, bien medidos cómo un mayor número de transacciones o bien cómo un menor tiempo de respuesta. Las aplicaciones donde estos beneficios serán evidentes son fundamentalmente aquellas con accesos de lectura aleatorios tales como bases de datos OLTP, ERM, correo, etc.  

Junto con la mejora en el nivel de servicio, se observará una descarga en el sistema de almacenamiento, al verse liberado de un porcentaje de actividad que se solventa sin llegar a abandonar el servidor. Esta descarga de actividad puede traducirse en un impacto económico, bien mediante una vida útil del sistema más elevada, bien mediante configuraciones más económicas del sistema de almacenamiento o evitando su ampliación por razones de rendimiento. No hay que olvidar que, en condiciones adecuadas, una tarjeta VFCache puede presentar un rendimiento similar al de 3000 discos HDD agregados.   

Todo esto, sin realizar ningún tipo de cambio adicional en el entorno, sin modificar los procedimientos de gestión, y sin renunciar a la funcionalidad de protección y recuperación ante desastres que los modernos sistemas de almacenamiento nos ofrecen.  En definitiva, cumplir con la máxima de “hacer más con menos”.

Videos Recomendados

Expand The Data Lake: New Data Lake, New Breakthroughs

Archivo del Blog

  • 2016 3
  • 2015 20
  • 2014 7
  • 2013 16
  • 2012 21
facebook
twitter
linkedin
youtube
rss