Archive for April, 2012

Optimizar lo optimizado

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

Esta semana, un par de reuniones en distintos foros me han obligado a reflexionar acerca de las tecnologías de información, y su papel como impulsores de un cambio permanente en nuestra relación con las administraciones y empresas.   

Por empezar con un recuerdo, la digitalización del Boletín Oficial del Estado  supuso facilitar el acceso inmediato de los usuarios desde su domicilio y ahorrar más de 6 millones de euros y 3.500 toneladas de papel anuales. Evitó la tala de miles árboles y el consumo de millones de litros de agua y kilovatios de electricidad. Ahorro económico y responsabilidad ambiental de la mano. ¿Suena antiguo? Bueno, la desaparición definitiva de la edición en papel se produjo en 2009…

Cualquiera de los que estamos sujetos a la declaración de hacienda conocemos la evolución de este proceso. Hace poco más de una década el sistema habitual  pasaba por recolectar múltiples certificados de empresa y bancarios, añadirles fotocopias de documentos y  comprar un sobre donde había al menos dos formularios, el ‘bueno’ para presentar en la delegación de hacienda y el ‘borrador’, que rellenábamos a lápiz. Todo este proceso, de recolectar material, interpretar los formularios, y calcular ingresos y gastos tenía reminiscencias escolares que alcanzaban su clímax en la tarea de ‘pasar a limpio’ la declaración.  La de este año me ha llevado unos cinco minutos, los necesarios para confirmar el borrador. Básicamente, un click.

Click, y hacemos una transferencia bancaria, sin abandonar nuestro puesto de trabajo, sin consumo de combustible, sin rellenar un papel. Click y la radiografía se realiza, se archiva y se transfiere a nuestro médico sin envíos al laboratorio ni revelados que tardan días, sin elementos contaminantes. Click y obtengo mi seguro de viaje cinco minutos antes de embarcar, sin agobios, otro click y me bajo un vídeo para el vuelo…  Las administraciones y las empresas se encuentran en un ciclo de permanente mejora del servicio al ciudadano o cliente, que se entremezcla con la búsqueda también continua de eficiencias y ahorros.

¿Y ahora?

 

El hecho de que las TI se orienten a mejorar los procesos de servicio o negocio no implica que a su vez no puedan ser optimizadas. Actualmente algo más del 70% del gasto en tecnologías de la información se dedica a mantener en funcionamiento aquello que ya hemos implantado, es decir, el software,  los servidores, la infraestructura en general,  la electricidad, etc.  Esto nos deja menos del 30% para invertir en la búsqueda de nuevas eficiencias o mejoras de servicio, en definitiva, menos de un tercio dedicado  a la innovación.  

En este sentido, Cloud Computing aparece como la siguiente vuelta de tuerca para optimizar aquello que ya fue digitalizado e informatizado.  Los proyectos Cloud  promueven:

  • Virtualizar las infraestructuras físicas para reducir tanto sus costes de adquisición como de despliegue, los costes asociados al espacio físico o los energéticos, colaborando a reducir la huella de CO2.
  •  Incrementar la automatización para reducir los costes operacionales y las posibilidades de error. Menos operaciones manuales, servicios más disponibles.
  •  Agilizar la puesta en marcha de nuevas aplicaciones o servicios mediante infraestructuras más flexibles, sin la necesidad de iniciar pesados procesos de compra e instalación de infraestructura con cada proyecto.
  • Proporcionar TI como un servicio, incluso como un autoservicio, donde la provisión se realiza bajo demanda y en el momento en el que se necesita. Absorber los picos de trabajo cuando se producen sin tener  que mantenerlos todo el año. Optimización del gasto.
  • Estandarizar, garantizar la seguridad y el cumplimiento de normativas de forma homogénea, independientemente de dónde se procesa la información.

En definitiva, podemos considerar estos proyectos de transformación como prioritarios, y más aún en tiempos de presupuestos ajustados. Se trata de reducir los costes que ya tenemos para poder incrementar la inversión en innovación.  Cloud continúa en la línea de lo que venimos haciendo en TI; innovar, hacer nuestra vida más fácil, y mejorar la competitividad de nuestras empresas.

Clientes, Partners y Aliados Tecnológicos en una nueva solución virtual: EMC VSPEX

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

EMC ha presentado el pasado jueves VSPEX, una solución completa de infraestructura virtual  desarrollada en colaboración con sus aliados tecnológicos, comercializada por el canal,  y probada y validada por EMC con el objetivo de agilizar proyectos de adopción de nube privada y virtualización de puestos de trabajo.

Estos aliados tecnológicos, Brocade, Cisco, Citrix, Intel, Microsoft y VMware,  son una representación solvente de las mejores tecnologías disponibles en el mercado para la transformación hacia el Cloud Computing. El sistema VSPEX ofrece sistemas de almacenamiento y backup de EMC con distintas combinaciones de  tecnologías de estos fabricantes, para adaptarse  a las necesidades concretas de un cliente (servidores, hipervisor, comunicaciones), y abierto a validar configuraciones de otros proveedores en el futuro.

Básicamente se trata de dotar de vida a toda una colección de especificaciones, arquitecturas de referencia y mejores prácticas que abandonan el papel para convertirse en una solución completa y probada suministrada en exclusiva por los partner y mayoristas del programa Velocity de EMC . VSPEX orienta sus configuraciones iniciales a dos grandes casos de uso:

  • Implantación de nube privada, contemplando dimensionamientos iniciales de entre 50 y 250 máquinas virtuales con VMware vSphere o Microsoft Hyper-V.
  •  Virtualización del puesto de trabajo, entre 50 y 2000 puestos virtuales con VMware View o Citrix XenDesktop.

El mayor protagonismo de esta oferta reside, pues, en estos partners formados y capacitados por EMC que se apoyan en sus especificaciones para traducirlas en una oferta completa y real, preparada para su implantación inmediata en el entorno del cliente. Para reconocer el esfuerzo del partner y dotarle de mayor visibilidad, su logotipo figurará en todos los sistemas VSPEX que distribuya, junto al de EMC.

EMC pone a disposición de sus partners los laboratorios VSPEX (VSPEX labs), una reinterpretación del e-Lab de EMC, que con una inversión de 3.000M$ y atendido por más de 100 ingenieros es el más completo laboratorio de interoperabilidad del mundo. Los partners de EMC están invitados a utilizarlos tanto para validar nuevas infraestructuras o configuraciones como para hacer demos en vivo a sus clientes. Su uso es proporcionado por EMC bajo demanda del partner just-in-time, obviamente en modo nube y por supuesto con disponibilidad 24*7*365, cumpliendo algunas de las características que los clientes buscan en el Cloud Computing.  

Todo este esfuerzo de pre-validación y prueba de configuraciones se dirige a facilitar flexibilidad y capacidad de elección a aquellos clientes que se sienten más cómodos utilizando componentes de su preferencia en su viaje hacia la nube, a la vez que proporciona seguridad en que la solución va a implantarse en un plazo de tiempo muy ágil. O sea, una puesta en marcha de las aplicaciones más rápida,  mientras se reducen los riesgos y se ayuda al partner a focalizar en el servicio al cliente y no en la gestión de problemas de integración e implantación.

En definitiva, los nuevos sistemas VSPEX significan una reafirmación del compromiso de EMC con el canal, al que incorporan en sus iniciativas de marca y marketing, y con sus clientes a los que proporcionan un nuevo entorno simple, eficiente flexible en su camino hacia la nube.

Caballo de Troya

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez

Alejandro Giménez, CTO EMC España. Un veterano con 20 años de experiencia tecnológica y comercial en el mundo de las TI. Sus clientes son su fuente favorita de información. Valora a EMC como un germen de innovación permanente @alexgimenezf

El paradigma de “hacer más con menos” que aplica a todo sector económico parece haberse instalado de forma definitiva en los entornos de TI, lo que se refleja en el desarrollo de los productos que las empresas tecnológicas en general, y específicamente las de almacenamiento, desarrollan y ponen a disposición de sus clientes.

Basta con observar la evolución en la capacidad de los dispositivos de almacenamiento para ver cómo cada nueva generación de discos ha venido incrementando su capacidad, duplicándola más o menos cada 2 años, lo que simultáneamente se ha traducido en una radical reducción del precio por GB. Más capacidad a menor coste.   

Pero el almacenamiento no es una isla, sino que forma parte de un entorno de servidores, aplicaciones, comunicaciones, etc. y algunos de los componentes de este ecosistema han sufrido desarrollos espectaculares en dimensiones distintas, como los procesadores, que de acuerdo con la conocida “Ley de Moore” han venido doblando su  memoria y capacidad de proceso cada 18 meses.

Si el foco de desarrollo de las CPUs es rendimiento a toda costa y el de los discos físicos parece ser el incremento de capacidad, se genera un problema conocido como el “I/O Gap” (hueco de entrada/salida), que consiste en que las aplicaciones tienen una mayor capacidad de procesar datos de la que los discos son capaces de suministrar.

Soluciones tecnológicas para salvar el I/O Gap:

Para resolver este problema en los grandes sistemas empresariales, hemos asistido a la aplicación de diferentes soluciones tecnológicas. En primer lugar, acelerar la velocidad de giro de los discos, factor primario que influencia el rendimiento de un disco duro. Pero estos discos tienen componentes mecánicos, mucho más sensibles a desgastes y limitaciones físicas que los componentes electrónicos, por lo que no pueden desarrollarse al mismo ritmo. De hecho en la última década no hemos visto en el mercado  grandes incrementos en la velocidad de los discos.

Un siguiente gran paso fue el de proveer de memorias caché a los sistemas de almacenamiento. Se trata de situar una memoria electrónica entre los discos mecánicos y el procesador, y proporcionarle de inteligencia para convertir los lentos accesos mecánicos en accesos electrónicos mucho más ágiles. Cuánto más inteligentes sean los algoritmos, mayores serán su eficacia y rendimiento y menor será el coste de la memoria.  

La incorporación de discos de Estado Sólido (SSD, básicamente memorias electrónicas) a los grandes sistemas de almacenamiento empresarial ha permitido obviar los tradicionales problemas asociados con la mecánica, al carecer de piezas móviles. Aproximadamente el 50% de los sistemas de almacenamiento vendidos por EMC contienen discos Flash y de hecho son sus costes aún más elevados que el disco tradicional los que determinan su ratio de adopción.

En EMC, la última innovación en este camino la constituye VFCache. Disponible desde el pasado mes de Febrero, VFCache es una tarjeta Flash PCIe que se implanta en el servidor y se comporta como una expansión de la caché de lectura del sistema de almacenamiento para acercarla al procesador. Un caballo de Troya estratégicamente situado allí donde los tiempos de respuesta son del orden de microsegundos, que proporciona acceso al almacenamiento sin abandonar el entorno del servidor ni traficar por ninguna red. Una mezcla inteligente de software y hardware que agiliza las lecturas sin comprometer la protección de los datos, que continúan siendo escritos en sus fiables almacenamientos con protección RAID y funcionalidades avanzadas.   

¿Por qué apostar por nuestro caballo de Troya?

Los efectos de esta última aparición son, en primer lugar, mejorar de forma sensible los niveles de servicio de ciertas aplicaciones, bien medidos cómo un mayor número de transacciones o bien cómo un menor tiempo de respuesta. Las aplicaciones donde estos beneficios serán evidentes son fundamentalmente aquellas con accesos de lectura aleatorios tales como bases de datos OLTP, ERM, correo, etc.  

Junto con la mejora en el nivel de servicio, se observará una descarga en el sistema de almacenamiento, al verse liberado de un porcentaje de actividad que se solventa sin llegar a abandonar el servidor. Esta descarga de actividad puede traducirse en un impacto económico, bien mediante una vida útil del sistema más elevada, bien mediante configuraciones más económicas del sistema de almacenamiento o evitando su ampliación por razones de rendimiento. No hay que olvidar que, en condiciones adecuadas, una tarjeta VFCache puede presentar un rendimiento similar al de 3000 discos HDD agregados.   

Todo esto, sin realizar ningún tipo de cambio adicional en el entorno, sin modificar los procedimientos de gestión, y sin renunciar a la funcionalidad de protección y recuperación ante desastres que los modernos sistemas de almacenamiento nos ofrecen.  En definitiva, cumplir con la máxima de “hacer más con menos”.

Videos Recomendados

Expand The Data Lake: New Data Lake, New Breakthroughs

Archivo del Blog

  • 2016 3
  • 2015 20
  • 2014 7
  • 2013 16
  • 2012 21
facebook
twitter
linkedin
youtube
rss